lunes, 18 de septiembre de 2017

En busca de mi otro Yo

¿Cuál es el mensaje que quiere transmitir el autor en: “En busca de mi otro Yo”?

- La sensibilidad de las personas como motor de sus actos. Toda sus conductas son regidas por las emociones. Así como nos ayuda a adaptarnos al ambiente, también un desequilibrio conduce a alteraciones mentales.  
Estas acciones movidas por las emociones, son procesos importantes para la vida. 

Pero el individuo como tal, tiene su historia de vida, su propia experiencia, lo que hace que esa propiedad de las emociones jueguen de manera distinta en su historial personal, pudiendo producir por lo tanto un desorden psíquico llevando a disfunciones.

Eso se pone de manifiesto en uno de los personajes de la historia de "En Busca de mi otro Yo".
Sin emociones ordenadas, no hay vida que pueda llegar a mantener la salud en el organismo. Ni tampoco existiría una sana comunicación, y la sociedad se volvería enfermiza. 

Otra cosa para destacar que no es de menor importancia y que se puede intuir en el libro es, que siempre se ha tenido la creencia de que la inteligencia es la fuente en si, de todo proceder del hombre y como se la utiliza para persuadir tendencias. 

Gran error fue predecir, quien tuviera un alto cociente intelectual tendría un bienestar en el futuro. Cosa que no es cierto, ya que no tiene asegurado ni la plenitud ni la felicidad. 
Solamente lo que gozan de una inteligencia emocional alta, son los que se adaptan a las circunstancias y alcanzan un bienestar psicológico, por ende una alta capacidad cognitiva. Por lo cual podemos concluir que el hombre no es solo dependiente de la inteligencia para sortear obstáculos sino también de las emociones.

Por lo tanto para gozar de una integridad como persona y de salud tanta orgánica como psíquica va a depender de los procesos emocionales de las personas.
Actitud que queda representada en que uno de los personajes de la obra va a sufrir las consecuencias de sus sentimientos.

En el próximo podcast se contará la sinopsis de la obra. 

martes, 9 de mayo de 2017

¡Háblame de tus emociones y te diré como está tu salud!

¡Cuando las emociones mueve al espíritu humano!

Sabemos que las emociones son necesarias para las personas. Gracias a ellas reaccionamos y nos compartamos de una determinada manera permitiéndonos adaptarnos al medio.

Sin emociones no hay vida, no hay sociedad. Muchas enfermedades mentales(un alto porcentaje) y, orgánicas son productos de desequilibrios emocionales.
El problema radica en el desconocimiento o falta de educación al respecto.

En esta sociedad enferma, tendríamos que preguntarnos más que nunca; ¿cómo andan nuestras relaciones interpersonales, cómo me comunico con el que tengo alrededor? Pero para ello necesito estar bien conmigo mismo, de lo contrario no puedo ser amable con el que tengo al lado si me desconozco. Si no puedo controlar mis emociones termino siendo esclavo aun pensando lo contrario.

Cuanto mal se hace el hombre al desconocerse y por ende no poder controlar sus sentimientos.
Es válido preguntar en este contexto, en que gran parte de la población consume algún tipo de psicofármacos; ¿cómo andan mis emociones?

Un gran reto que le espera a esta sociedad es educar a los niños en sus sentimientos para desarrollar una sociedad más justa, sana, caritativa. Dado a que todas esas atribuciones son dependientes de las emociones.
Dicho esto, de que el ser humano es, lo que sus emociones hacen con los distintos procesos psicológicos, nos vemos con el deber de promover el arte en todas las expresiones.

Por suerte, existe el espectáculo, el arte, en el que el hombre puede contemplar y descubrir la belleza de la trascendencia, en donde se puede dejar llevar por lo que produce atracción. Ya Platón nos anticipaba que todo lo bueno es un bien para el alma, por lo tanto contemplemos esta obra como nos propone el Cirque du Soleil en que sigue deleitando al mundo con sus creación y talento. Entremos en su atmósfera que vamos salir aireoso de su invitación que nos propone junto con su estética.

Aquí os dejo con un fragmento de ; No descansaré Sep7imo Día.




martes, 28 de marzo de 2017

¡Las Emociones, su importancia!

¿Cuál es el mensaje del autor?
¿Cuál es el mensaje que quiere transmitir el autor en: “En busca de mi otro Yo”?

- ¿Qué pretendes Gustavo, transmitir en esa novela?

¡Gua que pregunta mi querido amigo!
Por empezar la sensibilidad de los artistas. Si bien todos los hombres compartimos emociones, incluidos los animales, característica que es lo que nos hace seres animados, pero en el hombre en especial en los artistas tienen una intencionalidad mayor en donde los hace más seres humanos.

Las emociones son procesos extremadamente importantes para la vida. Eso se puedo poner de manifiesto en las patologías psicológicas debido a las alteraciones de los procesamientos emocionales en el 95 % de los casos. Por lo que cual un desorden suponen importantes disfunciones.
Sin emociones no hay vida que pueda llegar a mantener la salud en el organismo. Ni existiría la solidaridad, ni la ayuda de las personas. En definitiva no existiría sociedad.
No es por capricho que las personas recurran a los cines, teatros, a los recitales, que vean televisión o, simplemente compartan momentos con amigos.
Se podrá criticar los personajes, se podrá criticar la novela en su contenido, pero no se podrá criticar a “la emoción” la importancia que tiene para la integridad en el hombre.

Tal vez el problema de las emociones que fueron descuidadas en sus estudios, fueron a causas de intelectuales y filósofos y, no solos los estoicos, que propugnaban todo lo concerniente a la razón y no solo pospusieron sino que eliminaron a los sentimientos, diciendo que era lo más bajo del hombre que no merecía la pena estudiar.
Y es todo lo contrario, la persona es lo que es, gracias a su inteligencia condicionada por sus emociones.
La mala noticia para esos pensadores es, que la inteligencia no es independiente ni libre ante las emociones. Por lo tanto para gozar de una integridad como persona y de salud tanta orgánica como psíquica va a depender de los procesos emocionales de las personas.

Esto lo sabían bien los griegos y romanos que le daban mucha importancia al teatro.
Por eso para ver la calidad de cómo vive una sociedad y como se encuentra su salud psicofísica solo basta percibir los momentos de ocio y recreación que le dan los funcionarios a sus habitantes.

Muchos se estarán preguntando si en esta historia se plantea un problema psicológico o es más bien un problema filosófico.

“Soy débil en filosofía, pero no en el amor por ella”
                                   Fiódor Dostoievski




lunes, 20 de marzo de 2017

El día tan esperado y ansiado.

Estaban todos esperando el show. Había llegado ese día tan esperado y ansiado. 
Habían hecho récord en recaudación por lo que tuvieron que poner una función más en Estados Unidos.  
Tenía todo preparado José Luis para subir al escenario. Era en un salón en donde se habían agotado todas las entradas. El público esperaba con cierta ansía que empezara el recital. 
Se había prometido muchas cosas. El espectáculo se llamaba: “al otro lado del mar”.
Llegó la hora para entrar en acción. Suben los músicos al escenario y como siempre empezaba la banda a tocar, el público contento que llegaba su día tan esperado. 
La televisión había hecho un contrato millonario para que lo pudiese ver tanto España como América.
Los músicos mientras tocaban seguían esperando a José Luis que no entraba en escena todavía. Habían pasado dos minutos y el público lo quería ver a Luis sin más demoras. Las emociones estaban plenas, sus fans no podían acallar su fulgor, quería verlo entrar en acción lo más rápido posible y él no aparecía. 
Los músicos empezaban a mirar al director de la banda con cierto interrogante porque eso no estaba programado. Entre los músicos se empezaron a mirar unos a otros buscando respuestas con las miradas. 
Ya estaban tensos los músicos, la gente pensaba que era parte del show y más algarabía le producía. Los espectadores desde sus hogares también estaban contagiados por el fervor del público presente.
José Luis no aparecía en acción. El director de la banda hizo la seña de seguir tocando a los demás músicos. Como si fuera parte del show el público empezó a cantar, se escuchaba como si se tratara de un coro que a los músicos y al mismo público se les ponía la piel de gallina. 
El público cantaba con la dulce espera de ver a su artista en escena. Esa emoción era que hacia vibrar el teatro en donde se estaba llevando la gala.

(...)

Los músicos terminaron la primera canción y José Luis no apareció.
Los músicos empezaron a sospechar cada uno por su lado que algo le pasó. Los de la televisión sabía que ya tendría que haber aparecido en escena porque estaba programado que él lo iba hacer con la introducción de la primera canción. Decidió el director ir al corte publicitario.
Uno de los músicos dejo el instrumento y fue en busca de José Luis pensando que algo le había pasado por eso no subió al escenario.
Cuando baja y entra al camarín lo ve que yace en el sofá José Luis con un frasco en la mano y en la mesa ratonera que estaba al lado unos manuscritos. 
Se apresura hasta el lugar lo asía de los hombros y moviéndolo lo llama; ¡José Luis, José Luis! ¡despierta!, José Luis ¡despierta! ¡despierta José Luis!
(...)



sábado, 18 de marzo de 2017

El día esperado llega para el ataque intangible

Como os anticipé en la entrada anterior aquí va un fragmento de la novela  "En busca de mi otro Yo"

En el teatro colmado de público, estaba por comenzar el show. La máquina que genera humo la habían cargado con el líquido similar al que siempre lo hacen pero esta vez se encargaron de cambiar dicho líquido y en su lugar pusieron uno fabricado exclusivamente para que la utilicen para este tipo de accionar.
Tiene la particularidad que el humo que genera pasa desapercibido y es muy potente cuando se inhala. Si lo miramos macroscópicamente es igual al común, tienen el mismo perfume que el que se acostumbra poner en los espectáculos. La única diferencia es que los vapores que produce son muy tóxicos.
A quien afecta es a los músicos y al cantante ya que le llega primero a los que están en el escenario que son los primeros en respirar debido a la cercanía de donde son generados. Es muy poco lo que sale y está muy concentrado.
    Luego se va diluyendo, cuando le llega al público no le hace efecto.
Otra característica que habían hecho este grupo que querían atentar contra José Luis Perales era un tipo de radiación que lo generaban unos artefactos parecidos a los teléfonos móviles generando unas frecuencias que iban al cerebro del artista y le cambiaban las frecuencias de los potenciales de acción en las redes neuronales del encéfalo.
Las causas que producían era que aumentaba más la confusión en el artista dado por la alteración en los potenciales. Esto hacia que se desmayase el cantor debido a la mezcla entre el humo inhalado y las frecuencias de los instrumentos.
Había sido preparado todo por los encargados de realizar dicha tarea un día anterior.
Era la hora esperada. Estando el teatro colmado de gente empezaba el show.
José Luis salía al escenario empezando el show. La gente disfrutaba del evento. 
Era algarabía mezclada con emoción. El show seguía sin sospechar nadie de nada.
Pasaban veinte minutos de estar José Luis en el escenario empezaba a salir el humo tóxico. Las radiaciones de los generadores ya habían empezado a salir gatillando como si fuese que estaban sacando fotos para que nadie sospechara.
Tardo nada más que dos minutos desde que liberaron el humo de las máquinas para que José Luis se desmayase.
El público alborotado no sabía qué hacer. Algunos se agarraban la cabeza. Otros empezaron a llorar.
Entre el pánico de la gente entraba los de seguridad para tratar de poner calma en la sala cosa que no pudieron porque el arrasamiento era mayor que los controles.
El miedo junto con la desesperación se hizo dueño de la sala. 
Sin perder tiempo entró el equipo de urgencia. El encargado del cuerpo médico decidía que lo llevaran al camarín.
Una vez llegado al camarín, el médico le tomaba unas muestras del epitelio para obtener ADN.
En ese instante se le ponía un suero con hierro, el cual estaba modificado a nivel atómico la naturaleza del espín. Manipulando los espines individuales de esa forma alteraron la magnetorresistencia.
Una vez esos átomos dentro de su organismo iban actuar a la manera de sensores internos gracias al momento magnético específico que producían esos elementos introducidos.
Esto permitía tener registrado luego todos sus movimientos y que fueran a una base de datos donde quedaba asentado.
Una hora y media le había llevado al grupo dirigido por Aquiles para concretar su plan.
Una vez recuperado ya estaba listo. Se sentía estupendo con un revitalizante que le había introducido el equipo médico.
Sin perder más tiempo volvía a escena nuevamente con su público que lo estaba esperando.
El grupo terrorista tenía todo organizado. Habían montado pantallas para que en el tiempo que José Luis no tuviera en el escenario poder entretenerlo con vídeos y entrevistas de él.
- Tengo que felicitarlos por el trabajo que han hecho – decía Aquiles –
Aquiles desde el lugar de su trabajo en forma directa se comunicaba virtualmente con el equipo de intelectuales y científicos para agradecerle su trabajo.
- El efecto en el cerebro empezará a tener efecto dentro de las próximas veinticuatro horas – decían los neurocientíficos – Esos elementos que le incorporamos dentro de ese tiempo ya habrán atravesado la membranas hematoencefálica yéndose a los distintos puntos específicos del cerebro en donde nos va a estar dando información de un campo de su cerebro y cuales son las áreas por donde se mueve.
Además va a tener modificado algunas funciones y potenciados otras. Dado a que esos elementos incorporados con su momento magnético alterados va a producir a nivel de la conducción electroionica cambios, los potenciales de membrana se verán alterados y por lo tanto los potenciales de acción.
- ¡Muy buen trabajo realizado! – decía Aquiles - ¿ y eso va a dar lugar lo que habíamos planeados, verdad?
- Así es Aquiles le va a producir a José Luis confusión, mareos, migrañas repentinas. Algunos sonidos le van a perturbar debido a las frecuencias en la que se emita dichos instrumentos.
También a nivel de los fotoreceptores se van a ver alterados por lo tanto va a tener fotofobias.
Otro problema es que disminuye la velocidad de los potenciales por lo que el cerebro va a recibir la información provenientes del sentido del oído unos milisegundos con atraso – decían los neurocientíficos -
- ¡Muy buen trabajo a todos! – decía Aquiles-
(...)
                        Fragmento: "En busca de mi otro Yo"


                              Fuente: Megusta escribir